¿La dentición afecta el sueño de mi bebé?

Muchos de los papas con los que trabajo me preguntan sobre la dentición, qué hacer con el sueño de sus bebés  cuando les va a salir un diente… Es un tema que les preocupa mucho ¡así que decidí escribir al respecto!

Se culpa a la dentición por casi todas las dolencias que los bebés puedan tener. El bebé tiene fiebre? Probablemente es porque le está saliendo un diente.  El bebé llora más de lo normal? Seguro es porque le duelen las encías porque le va a salir un diente? El bebé está con diarrea? He oído que la dentición causa diarrea.

Ahora, todas estas cosas podrían ser la causa potencial de que un diente está saliendo, eso es cierto. Pero los papas culpan muy rápido a la dentición por cualquier cambio que pueda tener un bebé.

Y esto es una gran verdad cuando se trata de dormir.

Como papás, estamos predispuestos a prevenir cualquier molestia que pueda tener nuestro bebé, y esto es bueno, ¡obviamente! Pero la primera cosa que queremos hacer cuando nuestro bebé se despierta en medio de la noche es ir a verle y hacer lo que sea para calmarle, pero esto puede hacer que el bebé no pueda calmarse sin nuestra ayuda y que tengamos que levantarnos todas las noche a ayudar a nuestro bebé a conciliar el sueño.

Así que, digamos que le hemos hecho un entrenamiento de sueño a nuestro bebé por un par de semanas, todo va bien, y de pronto empiezas a ver una regresión. El bebé de pronto se despierta llorando dos o tres veces en la noche. Naturalmente, buscarás una razón para entender por qué ha vuelto a sus viejos hábitos.  Y si le está saliendo un diente, esto te dará una respuesta fácil y rápida.

Y por supuesto, no es justo dejar que el bebé llore si está sintiendo dolor y no solo busca a mamá para que le ayude a volverse a dormir. Así que decides que seguirás con el entrenamiento de sueño una vez que el diente haya salido.

Un año más tarde, sigues paseando y ayudando a tu bebé a dormir cada vez que se despierta …..porque, mmm creo que le está saliendo un diente!

Así que, es importante tomar en cuenta un par de cosas antes de que te des por vencida y dejes la rutina de entrenamiento de sueño de tu bebé debido a los famosos dientes.

Primero que nada, los síntomas de dentición duran hasta que tienen unos 8 años, así que si piensas en las dos semanas que tu bebé se despierta y llora por la noche, lo más seguro es que se deba a alguna otra dolencia o el bebé aprendió que si llora hace que su persona favorita entre al cuarto y le ayude a volverse a dormir.

Segundo, las dolencias por los dientes nos son tan incomodas como los papas se imaginan. Escuchamos decir que los dientes rompen las encías para poder pasar, lo que nos hace pensar que esto es súper doloroso y en nuestra cabeza pasan imágenes tétricas.  Pero la naturaleza humana no es tan cruel en este caso, las encías se apartan para que los dientes puedan salir, por eso no sangran. De hecho, estudios muestran que los síntomas asociados a la dentición solo ocurren el día que el diente sale y al día siguiente (Pediatrics, August 2011 Prospective Longitudinal Study of Signs and Symptoms Associated With Primary Tooth Eruption).

Para no hacer larga esta historia, según muchos expertos, la dentición no causa tanto dolor y lo que más alivia las molestias de la dentición es chupar o morder un accesorio de dentición como un anillo refrigerado, no congelado.

Así que, una vez más, no estoy  sugiriendo que debamos ignorar del todo a la dentición. Solo tengan en cuenta que los dientes nuevos no son el villano que creemos que son. Y recuerden que los bebés van a estar mucho más felices si durante el proceso logran dormir de forma ininterrumpida.

¡Y los papás también!

Dulces sueños,

Paula