¿Gemelos?

Si para algo la vida no te prepara, es para tener gemelos.

Tener gemelos es todo un desafío, yo soñaba con ser mamá de gemelos pero la vida me dio dos hermosas niñas en momentos distintos. Si estás leyendo esto es porque seguramente eres una dichosa mamá de gemelos o mellizos. Te felicito y te deseo lo mejor en esta aventura! Y tienes toda mi admiración y empatía por los desafíos que encontrarás en el camino. Tener gemelos, especialmente para papás primerizos, significa una gran cantidad de trabajo pero déjenme decirles que una de las mejores  inversiones que pueden hacer para el bienestar de su familia es lograr que duerman bien!

Por lo general, enseñar a gemelos hábitos saludables de sueño va a ser un poco más difícil que enseñar a un bebé , principalmente porque si uno de los bebés se despierta llorando, lo más seguro es que el otro se despierte enseguida y calmar a dos bebés es mucho más difícil que calmar a uno solo.

Para complicar aún más la situación, los gemelos generalmente son prematuros y los bebés prematuros tienen una necesidad todavía más grande de sueño que un recién nacido a término. Y porque si uno de los bebés llora es probable que le despierte al otro, los papas de gemelos generalmente corren a calmar al bebé y hacer todo lo que puedan para que se vuelva a dormir al primer ruido, y esto puede ser consecuencia de una asociación muy fuerte a la hora de dormir.

Así que no les voy a endulzar mucho con este tema, desarrollar habilidades saludables de sueño no va a ser fácil, va a requerir el doble de determinación y disciplina por parte de ustedes pero la buena noticia es que es absolutamente posible.  Y una vez que sus bebés dominen sus nuevas habilidades de sueño y tengan más estructura en el día, las cosas van a ser mucho más fáciles para ustedes.

Piensen en todo el tiempo extra que van a tener cuando sus bebés duerman al mismo tiempo sus siestas y duerman toda la noche.  ¿Cuánto podrían aliviar su carga de trabajo como papas con este pequeño cambio? Es un cambio de vida de 360 ° para los papás de un bebé, ¡así que multipliquen eso por dos! ¿Suena como un sueño imposible no?

Así que, no les voy a mentir, va a ser complicado, pero si ustedes están listos podemos analizar algunas estrategias para maximizar las posibilidades de éxito.

En primer lugar, revisemos el entorno de sueño.  Lo primero que sugiero es que pongan a los bebés en dos cuartos si es que tienen el espacio.  No tiene que ser en dos habitaciones, podrías poner un corral en otro lugar de tu casa, como un estudio si eso es posible. Esto ayuda al proceso, pero no es necesario, así que si no es una opción para ustedes, no se preocupen.  Se puede hacer con los dos bebés en el mismo cuarto, pero si uno de los dos empieza hacer ruido, tenerlos en diferentes cuartos va a prevenir que el otro bebé se despierte. Este cambio se lo hace de forma temporal mientras los bebés perfeccionan su nueva habilidad de sueño, así que no se preocupen en arreglar un nuevo cuarto. En un par de semanas, pueden volver a ponerlos juntos en el mismo cuarto.

Otra de los aspectos es que queremos que tengan los mismos horarios. Lo mejor de los gemelos es que tienen necesidades muy parecidas de sueño, así que ponerles en los mismos horarios de siestas y hora de acostarles en la noche es práctico para todos.

Ahora, es posible que se encuentren en una situación en la que uno de los bebés duerme más que el otro, y eso está bien hasta cierto punto. Mi límite es de media hora, por lo que es mejor despertarle al otro bebé para evitar que se desfase demasiado. A la hora de la siguiente siesta, ignora esa media hora adicional y les ponen a dormir al mismo tiempo.

Tener a los dos bebés con los mismos horarios de día y de noche es muy importante para la salud mental de la mamá, por razones obvias. Tener un poco de tiempo para uno puede hacer toda la diferencia en tu día cuando tienes que lidiar con gemelos, y una vez que se han adaptado a su nuevo horario, tendrán mucho más tiempo para ocuparse de las otras responsabilidades que conlleva tener gemelos.  Y quién sabe, podrían también tener un poco de tiempo para ustedes!

En cuanto a la noche, como les dije anteriormente, es normal que las mamás de gemelos tiendan a responder más rápido cuando uno de los bebés se despierta en la noche y tratan de calmarlo y hacer que se vuelvan a dormir con cualquier método que les resulte efectivo para evitar que se despierte el otro bebé. Por los próximos 7-10 días les voy a pedir que traten de controlar ese impulso. No estoy sugiriendo que dejen de calmar al bebé que llora, pero si su respuesta usual es darle de comer, pasearle o ponerle el chupón, probablemente estarán impidiendo que el bebé pueda desarrollar su propia habilidad de auto calmarse.  Dejar que descubran como dormirse por sí mismos es vital en el proceso.

Yo sé que es mucho pedir, y como es probable que las primeras noches sean más movidas. Es mejor empezar cuando sepas que no te tienes que despertarte temprano a la mañana siguiente y que puedes tener un día relajado. Recuerda que vas a pasar unos días duros antes de poder disfrutar de días maravillosos a largo plazo.

En escenario más probable es que uno de los bebés se despierte en la noche y el otro no, aquí es donde las cosas pueden complicarse un poco.  Queremos tener a los dos bebés con el mismo horario, pero no queremos interrumpir el sueño si no es necesario.  Mi consejo en esta situación, aparte de problemas de aumento de peso u otras especificaciones del pediatra, deja a tu bebé dormir. Si uno se despierta a comer, no despiertes al otro para darle de comer también. Vamos a darle prioridad al sueño y recuperar las calorías durante el día.

Después de tres o cuatro días, te vas a dar cuenta que algo mágico está sucediendo. Mientras van desarrollando las habilidades de sueño independiente, te vas a dar cuenta que tu bebé inquieto ya no tendrá tantas probabilidades de despertar a su hermano.  Esto se da porque pasarán más tiempo en las fases de sueño profundo, y como probablemente ya has notado, cuando un bebé duerme profundamente no se despierta con casi nada.

El otro beneficio que empieza a surtir efecto es que el sueño estimula al sueño. Suena contrario a la lógica, pero el sobre cansancio activa la producción de cortisol, lo que hace que sea más difícil conciliar el sueño. A medida que tus gemelos empiecen a dormir más, les resultará más fácil quedarse dormidos y que permanezcan dormidos por periodos más largos para entrar en la dulce fase, restauradora, de sueño profundo que estamos buscando.

Para terminar, asegúrense que están listos antes de empezar. He visto a muchos papas  iniciar este proceso cuando no están comprometidos al 100% y se rinden a los pocos días, lo cual es muy confuso para los pequeños, y normalmente aprenden a gritar cada vez más duro hasta que venga la mamá a calmarles, pasearles y ayudarles a dormir. Así que, si no están completamente seguros que este es el momento adecuado, es mejor esperar. La clave del éxito es la consistencia, así que no es recomendable simplemente “tratar” si no se sienten seguros y listos para comprometerse.

Este proceso requiere de mucho trabajo, no es fácil, pero les prometo que vale mil veces la pena, y yo estoy aquí para darles apoyo en cada paso del camino una vez que ustedes han decidido que es momento de poner a sus dos dulces bebés a dormir bien y ordenadamente en el día y en la noche.

Dulces sueños,

Paula