El fin de la siesta

Cuando pensamos en el fin de la siesta, nos puede dar una sensación de ansiedad o pánico, ¿qué va a pasar?

La siesta para mí, como mamá, es un momento de paz que aprovechamos las dos.  Mi pequeña para recargar su energía y yo para hacer mis cosas. Yo soy de las mamás que aman las siestas y tengo que admitir que me da una sensación rara pensar que mi chiquita pronto dejará su siesta. ¿Te pasa?

Muchas mamás me han escrito preguntando si puede ser el momento de que su bebé de 12, 18, 24 meses deje la siesta y definitivamente NO lo es.

Muchas veces confundimos a un hito de desarrollo con el fin de la siesta, los signos pueden ser parecidos pero tu bebé puede no estar listo.  Por lo general las siestas se terminan entre los 3-4 años, pero en algunos casos podrían terminar un poco antes (a partir de los 2 años y medio) o un poco después (pasados los 4 años).

Hay algunas formas de saber si tu bebé está listo para dejar su siesta, una de estas es hacer un paseo en el auto a la hora de la siesta de tu bebé o ver qué pasa cuando no hace la siesta, ¿se pone irritable? ¿tiene más momentos de berrinches? ¿le tienes que acostar más temprano y se duerme en menos de 5 minutos? ¿cabecea mientras come?…

La siesta es probablemente la parte más difícil del sueño de los bebés, y estoy casi segura que si le das la opción de hacer la siesta tu bebé elija no hacerla, ¡es más divertido seguir jugando! Uno de los más grandes enemigos del sueño es el sobre cansancio y la siesta se encarga de evitar que esto pase.  Así que no te adelantes a eliminar la siesta, asegúrate que tu bebé esté 100% listo.

El proceso de dejar la siesta no se da de la noche a la mañana, puede pasar que tu bebé empiece a  acortar la siesta, es decir, que en lugar de dormir 3 horas pase a dormir 2 horas y media a 2 horas.  También podrías experimentar que de vez en cuando se salte su siesta.  Este proceso puede durar algunos meses hasta que tu bebé esté totalmente listo.

Algunos bebés podrían seguir haciendo su siesta pero esto podría afectar el sueño de la noche. Podrías ver signos como que tu bebé se demora mucho más en dormir, que vuelvan los despertares nocturnos o incluso que empiece el día muy temprano.

En el caso de que tu bebé sea de los que sigue durmiendo su siesta, pero empiezas a ver cambios en la noche tienes 2 opciones; puedes eliminar por completo su siesta o puedes acortar la siesta y acostarle más tarde.  Ejemplo: 1 hora de siesta al medio día y acostarle 8.30 pm en lugar de 7.30 pm.  Recuerda que la prioridad N.1 en el sueño de tu bebé es la noche.

Una vez que se ha terminado la siesta, podrías sustituirla por un momento de descanso o juego independiente.  Lo mejor es que esto ocurra en el cuarto de tu pequeño durante 45 min a 1 hora, podrías empezar por 15 min y luego ir alargando el tiempo.  Algunas de las actividades que podría hacer es pintar, mirar un libro, armar bloques o rompecabezas, jugar con sus peluches…

Cuando tu bebé deje la siesta adelanta su hora de dormir en 30 minutos mientras tu bebé regula su reloj biológico, esto puede tomar entre 4-6 semanas.

Si tienes preguntas, no dudes en contactarme.

Dulces sueños,

Paula Suárez