Dar de lactar y que tu bebé duerma toda la noche, ¿se puede?

Cuando estaba esperando  a mi primera hija, investigué y leí todo lo que encontré sobre el embarazo, el nacimiento, la lactancia y todo lo relacionado a la maternidad.   Creo que es la época en la que más he leído en mi vida. ¡Eso sin contar la cantidad de aplicaciones que descargué!

Debo admitir que esta experiencia me sorprendió muchísimo, no les puedo decir la cantidad de veces que leí información contradictoria. Incluso entre médicos, leí algunos libros decir que algo era absolutamente necesario y enseguida leía que otro autor decía que esa misma práctica podía ser dañina. 

Por sentido común y lógica, que creo que es lo que todos hacemos, analicé y filtré toda esa información, me quedé con lo que me sentí cómoda y creé mis propias estrategias que se adaptan a mis creencias y mi estilo de crianza.  Pero hubo algo que siempre me dejó con la duda, principalmente porque no encontré una respuesta clara al respecto en ese momento, era si podía hacer un entrenamiento de sueño mientras daba de lactar.

Después de toda la lectura que hice al respecto, lo que me quedó de este tema es que la leche materna se digiere más rápido que la fórmula y que es normal que los bebés que tienen lactancia exclusiva se despierten varias veces durante la noche por hambre. Inclusive, mientras estuve en el hospital cuando mi bebé nació, una de las enfermeras me recomendó darle fórmula en la toma antes de dormir (por supuesto que no le hice caso!). Decían que si se les deja de dar de comer en la noche, van a sentir hambre, no van a poder dormir y podrían haber efectos de desnutrición.

Ahora, después de algunos años de experiencia y con más conocimiento sobre este tema, sé que hay algunas escuelas de pensamiento con respecto a la lactancia y el sueño.  Y, como la mayoría de cosas relacionadas con la crianza de los bebés, no se puede decir que algo es correcto o incorrecto, sino más bien correcto para mi hijo.  Pero hay algunas cosas que debes saber si estás dando de lactar y estás considerando hacer un entrenamiento de sueño a tu bebé. Después de todo, ¿de qué sirve enseñar a dormir a tu bebé si las necesidades nutricionales le van a impedir dormir?

Así que aquí hay un dato interesante.  ¿Estás listo para leer?  Yo entré en estado de shock cuando oí esto…. Nadie duerme toda la noche.

Podrías estar pensando que tú sí duermes toda la noche o por lo menos que lo hacías hasta que nacieron tus hijos o que tu pareja sí duerme toda la noche.  A menos que estés bajo el efecto de sedantes, te aseguro que te despiertas algunas veces durante la noche y siempre ha sido así.

Cuando dormimos, pasamos por lo que se llama “ciclos de sueño”, los cuales van de sueño ligero a sueño profundo y después regresas a sueño ligero, esto pasa por lo menos 5 veces mientras duermes. Cuando hemos terminado un ciclo y empezamos otro con sueño ligero, a menudo nos despertamos.  La gente que cree que duerme toda la noche normalmente no se acuerdan haberse despertado, pero de todos modos esto nos pasa a todos.

Los ciclos de sueño de los bebés son más cortos que los de los adultos, así que se pueden despertar más veces durante la noche.  Cuando oímos hablar de un bebé que duerme toda la noche, es un bebé que se despierta en la noche, pero se las arregla para volverse a dormir sin la ayuda mamá o papá.

Así que cuando hablamos de dormir toda la noche, en términos de bebés, lo que queremos decir es que son bebés que pueden conciliar el sueño por su cuenta, o como llamamos en la industria del sueño de bebés, tienen “habilidades de sueño independientes”.

Así que sin importar si el bebé se alimenta con leche materna o fórmula, o come muy bien en el día, cuando ya están en la etapa de comer sólidos,  se va a despertar en la noche, varias veces, por el resto de sus vidas, igual que todo el mundo.

Ahora, retomando la idea de que la leche maternal se digiere más rápido, es verdad, pero no en el grado que mucha gente lo describe.

Los recién nacidos pueden comer cada 2 horas y media a 3 horas cuando se alimentan exclusivamente de leche materna.  Cuando se alimentan con fórmula, el tiempo entre comidas puede ser hasta de 4 horas. Así que la fórmula no es un alimento mágico que les va a dejar llenos por 10-12 horas.  El estómago de los bebés es pequeño y digiere su comida “líquida” rápidamente, independientemente de si esa comida llega por medio del pecho o de un biberón con fórmula.

Entonces, ¿qué significa esto para los padres de recién nacidos que quisieran que su bebé duerma toda la noche de 10-12 horas seguidas? La verdad, es que mejor que lo olviden por un par de meses. No digo que no pueda suceder, algunos bebés son tan aficionados al sueño que se duermen sin importar si tienen hambre o no, pero esto es una excepción y muchas veces el doctor te va a pedir que le despiertes para darle de comer. Así que, por lo general te vas a tener que levantar un par de veces a darle de comer a tu bebé hasta que tenga alrededor de 6 meses.

Esto no quiere decir que tengas que dejar el sueño de tu bebé en un segundo plano hasta que tenga 6 meses. De hecho, es todo lo contrario. Puedes enseñarle a tu bebé a dormir de forma independiente poco a poco desde que es recién nacido, pero probablemente no va a dormir toda la noche hasta que esté listo para hacerlo y esto varía de bebé a bebé. El hecho de que tu bebé se alimente por leche materna o fórmula no cambia las cosas, los dos van a tener resultados similares cuando hablamos de dormir toda la noche.

Una vez que tu bebé tenga seis meses, siempre y cuando esté con buena salud y buen peso, podrá dormir toda la noche y esto incluye a los bebés que se alimentan exclusivamente con leche materna.

 (Aquí es donde el debate se prende un poco).

Digamos que das de lactar a demanda, que de hecho es una práctica muy popular y que apoyo totalmente si te funciona a ti, a tú bebé y a tu horario. Si tu bebé se despierta cinco veces para comer, el principio de alimentarlo a demanda requiere que te levantes las 5 veces y le des de comer, ¿verdad?

En teoría, sí. Pero si tu bebé de 6 meses, está ganando peso a un ritmo normal y puede ingerir la cantidad de calorías que necesita en el día, entonces, lo más probable es que tu bebé no se despierte por hambre en la noche.  La razón más común por la que los bebés de 6 meses en adelante se despiertan en la noche es porque comer es parte de su estrategia para conciliar el sueño.

Esto es algo que nosotros, los adultos, tenemos en común con nuestros bebés.  Todos tenemos nuestras propias estrategias para dormir.  Como adultos, establecemos nuestras propias rutinas para dormir.  Ponemos un vaso de agua en el velador, nos ponemos pijama, nos lavamos los dientes y la cara, nos acostamos en la cama, leemos, conversamos con nuestra pareja, nos ponemos en una posición específica y nos dormimos.  Todos estos pasos le mandan la señal a nuestro cerebro de que es hora de dormir y nos ayudan a prepararnos, relajando nuestro cuerpo y produciendo melatonina.

Las estrategias de sueño de los bebés son mucho más simples, pero tienen el mismo efecto. Le ayudan al bebé a estar en un ambiente familiar, donde se siente cómodo y reconoce lo que tienen que hacer, y se duerme.  

Así que, si comer es parte de la estrategia, entonces no importa si comen de verdad, lo que necesitan es el efecto de la succión, la sensación de sentir a mamá cerca, la familiaridad de la situación que les ayuda a dormir, y esto es algo que les puede crear mucha dependencia.

Obviamente, todos los bebés son diferentes, y puede que haya bebés que si tengan hambre durante la noche. Así que, hay algunos indicadores que te pueden ayudar a reconocer si esas despertadas en medio de la noche son por hambre o son el resultado de la falta de habilidades para dormir de forma independiente.

  • ¿Tú bebé solo duerme de 45 minutos a una hora después de haber comido?
  • ¿Tú bebé come muy poco cuando se despierta en medio de la noche?
  • ¿Tú bebé se duerme dentro de los siguientes 5 minutos desde que empieza a comer?
  • ¿Tú bebé eventualmente se vuelve a dormir si no le das de comer?

Si respondiste afirmativamente a la mayoría de estas preguntas, entonces lo más probable es que tu bebé coma como estrategia para dormir, y su sueño podría mejorar significativamente si desarrolla algunas habilidades para dormir. Esto no quiere decir que no puedes darle de lactar a demanda, solo tienes que identificar cuando tu bebé realmente necesita comer y cuándo está buscando dormir. Y, ten en mente, que los signos de  hambre y sueño son muy parecidos.

Así que, si te preguntas si el entrenamiento de sueño de los bebés y la lactancia son mutuamente excluyentes, mi respuesta es NO. La lactancia es, sin lugar a duda, una experiencia maravillosa para la mamá y para el bebé, y yo apoyo esto al 100%. Yo di de lactar a mis dos hijas de forma exclusiva y la experiencia fue simplemente hermosa.  Tener a tu bebé durmiendo toda la noche puede que no sea igual de mágico, pero te aseguro que se le acerca mucho, y no hay ninguna razón por la que no puedas dar de lactar y tener a tu bebé durmiendo toda la noche.

Y, como siempre, si necesitas ayuda en el proceso engorroso de enseñarle a tu bebé a dormir toda la noche, ¡aquí estoy!

Dulces sueños,

Paula

paula@debebesysueno.com