¿Cuándo deberías contratar a una consultora de sueño?

Con toda la información disponible en la red, libros, consejos de amigos y familiares, ¿por qué contratarías a una consultora de sueño?  Seguro que esta es una preocupación que tienes si estas  pensando en pedir ayuda a un profesional con los hábitos de sueño de su pequeñ@.

Y es una pregunta muy válida, después de todo, tu mamá  se las arregló para que duermas bien en algún punto. Seguro todas tus amigas te dan consejos basados en su experiencia, todos tenemos la amiga “super mamá” que tiene 4 hijos y todos son unos campeones para dormir, así que ella debería poder darte las respuestas que necesitas, ¿verdad?

Y sí, podrían tener la respuesta, pero también podría pasar que no la tengan.

Y déjame decirte, si tienes a alguien que te pueda ayudar en esta situación, no me ofende en lo más mínimo si prefieres pedirle ayuda en lugar de llamar a una consultora de sueño. Yo también lo haría, después de todo, todos queremos ahorrar nuestro dinero donde podamos, por lo que, si puedes solucionar el problema sin pagarlo, estoy a favor de esta opción.

Sin embargo, la mayoría de las veces, mis clientes son papás que ya han probado ese camino sin éxito, y hay muchas razones por las que esto sucede.

La principal razón por la que la solución que funcionó para una familia, no funciona para otra es simple: no están tratando con el mismo bebé. ¡Todos los bebés son diferentes, y los papás también!

Algunos bebés dependen en gran medida de accesorios o soporte para dormir.  Otros no pueden dormir en un cuarto tan caliente.  Otros no duermen lo suficiente durante el día y están demasiado cansados. Puede que un bebé haya desarrollado una asociación entre comer y dormir y otro podría estar listo para dejar su segunda siesta.

Y, por supuesto, podría haber una combinación de todas las anteriores, o cualquier otro desafío de sueño que los bebés pueden experimentar.

Además de esto, tenemos que considerar que la mayoría de las soluciones no funcionan de la noche a la mañana, así que los papás podrían estar implementando una solución que podría hacer que el bebé duerma toda la noche, pero abandonar antes de que haga efecto debido a la resistencia del bebé. Y es que cambiar hábitos no es fácil para nadie!

En resumen, el sueño en los bebés puede ser un problema complicado y rara vez hay una solución que funcione para todos los bebés de la noche a la mañana.

Una consultora profesional de sueño tiene la experiencia y la capacitación para reconocer los problemas y asociar los síntomas de forma adecuada. Trabaja con los papas de forma muy cercana y desarrolla  planes personalizados que responden a los problemas específicos del bebé.  También da soporte durante el proceso cuando las cosas parecerían que no están funcionando y te da el ánimo que necesitas para seguir con el plan hasta que funcione y cumplan las metas propuestas.

Como referencia, tomemos el ejemplo de un entrenador personal. Podrías simplemente conseguir unas pesas, ver algunos vídeos de youtube para ponerte en forma, entonces ¿por qué pagar a alguien para que te guíe? Bueno,  porque pueden darte consejos sólidos gracias a su educación y experiencia, te mantienen motivado y ellos saben cómo responder a los problemas que puedan surgir en tu situación específica.

Así que, cuando se trata del sueño de bebés, espero que todos tengan éxito por su cuenta y con la menor cantidad de problemas posible. Pero si eso no te pasa a ti, una consultora profesional tiene las respuestas y te da el soporte que necesitas.

Dulces sueños,

Paula